Categories: Iglesia

Retiro OBDC+

En nuestro CDO Camp 2019 Disfrutamos en familia de este tiempo que Dios nos regaló

Este viernes 21 de junio, 250 hermanos De la Iglesia CDO subimos a los autobuses y nos dirigimos hacia la casa de Can Bayona.
Habiendo llegado todos hacia las ocho de la noche, nos instalamos y cenamos juntos.

Después de la cena, tuvimos un culto muy bendecido en el que aprendimos sobre los tiempos De Dios. Tomamos decisiones como: organizar nuestras prioridades según la voluntad De Dios y que Dios nos ponga en el sitio en que tenemos que estar en el tiempo correcto, entre otros.
Esta hermosa palabra vino acompañada de bailes y representaciones que nos recordaron la visión de este año: OBDC+.
Después de este asombroso tiempo, nos quedamos un rato teniendo comunión unos con otros y finalmente fuimos a descansar.

Para el día sábado 22 de junio, hemos tenido un tiempo de Oración matutina, seguido de un desayuno delicioso y un devocional. En dicho devocional pudimos guardar en nuestros corazones el valor de la Palabra De Dios para la vida de un Cristiano. Esa Palabra que es útil para enseñar, redargüir y corregir.
Posteriormente hemos disfrutado de la primera parte de los campeonatos, tanto de fútbol, como de voleibol e incluso basquetbol. También los niños han podido divertirse con sus actividades especiales y muchos han podido refrescarse en la piscina.

El día domingo empezamos el día con la palabra “corrigiendo el pecado”, seguidamente todos nos fuimos al ¡Pantano!, pasando una tarde de alegrías y juegos. La palabra de la tarde nos llevó a “no conformarnos”, a querer + De Dios. Pero no acabó allí,los matrimonios pasaron una velada de bendición impartida por los pastores. ¡aún queremos más!

El día lunes tras la entrega de premios de los torneos, el último chapuzón y la comida, llegó nuestro culto de clausura en el que varios hermanos compartieron mensajes dirigidos en base al taller de “cómo estudiar la Palabra”. Allí pudimos recibir la sabiduría que Dios depositó en ellos.
La última Palabra que trajo el pastor, fue un sello colocado sobre este maravilloso retiro. El Señor nos recordó que no solo hay que escuchar la Palabra, sino ponerla en práctica, cultivarla.
Al culminar todo, regresamos en los autobuses nuestros hogares. Pero, a pesar de que el retiro haya acabado, lo que hemos recibido perdura y perdurará siempre que decidamos OBEDECER+