Calma tu sed

Juan 4:1-18
Jesús atiende al necesitado. El no hace distinciones, solo mira nuestro corazón y nos
revela nuestra condición de pecador. Si reconocemos nuestra condición él nos inunda de su gracia y su amor para que nunca más tengamos sed.
Predicador: Cornelio Rivera

Descargar PDF

About Administrador