Dos destinos

Lucas 16:19-31

Esta vida no dura para siempre, un día termina y ya no hay oportunidad para el arrepentimiento y al morir estamos destinados a una eternidad. A través de esta enseñanza Jesús nos deja muy claro que al morir sólo hay dos destinos, el cielo y el infierno. Este es el momento de tomar una decisión, aún estamos a tiempo de cambiar el destino. Si nos arrepentimos de nuestros errores y recibimos a Cristo como nuestro Señor y Salvador conoceremos el amor y la misericordia y andaremos conforme a sus mandamientos.

Predicador: Belkys Yrigay

Descargar PDF

About Administrador