El precio de la misión

Mateo 16:21-27

El camino de una vida plena nos lleva a despojarnos de nosotros mismos y de nuestras seguridades: “Si
alguno quiere ser discípulo mío, olvídese de sí mismo, cargue con su cruz y sígame. Porque el que quiera
salvar su vida, la perderá; pero el que pierda la vida por causa mía, la encontrará. ¿De qué le sirve al hombre
ganar el mundo entero, si pierde la vida?”
¿En qué dirección va la búsqueda de nuestra plenitud? ¿Hacia dónde caminamos cuando aspiramos a
realizarnos en la vida? ¿Dónde buscamos la felicidad? Este camino que nos señala el Señor es el único que
nos podrá llevar al desarrollo pleno de nuestra vida. El sentido de la vida, e incluso la vida misma se
encuentran en la obediencia de seguirle.

Predicador: Eduardo Sanz

Descargar PDF

About Administrador