Enriquecidos

2 Corintios 8:1-9

Cristo es nuestro mayor ejemplo de abundar en la gracia de Dios, gracias a su entrega, al darse sin reservas por amor, la humanidad puede recibir lo que más necesita para nueva vida, la reconciliación con Dios. De tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su hijo (Jesús) para que por medio de él seamos salvos y recibir una verdadera y duradera riqueza, la vida eterna.

Predicador: Alma Oviedo
Descargar PDF

About Administrador