¿Hasta 7?

Lucas 17:1-4

Hay un dicho sabio que dice que las heridas no duelen tanto cuando se hacen, sino cuando se curan. Por esta razón, cuando alguien nos ha herido, es difícil pensar en el perdón. Perdonar depende del arrepentimiento, pero el ofendido debe tener un corazón muy dispuesto a perdonar; es decir, si el ofensor no. Quisiera arrepentirse, eso no justifica que el ofendido guarde rencor. El perdón limpia el registro y cancela la deuda, la bese para perdonar es el amor

Predicador: Eduardo Sanz

Descargar PDF

About Administrador