Jesús calma la tempestad

Marcos 4:35-41

No huyamos de las tormentas, como quizá hicieron los de aquellas barcas
que seguían a Jesús. Hagámosle frente, entendiéndolas como de parte de Dios,
y como una oportunidad para entrar en una nueva dimensión en nuestra vida,
fortalecer nuestra fe y conocer más profundamente a Jesús.

Predicador: Antonio Camacho

Descargar PDF

About Administrador