Mansos y humildes de corazón

Mateo 11:25-30

Dios se agrada de los corazones que se rinden ante Él y reconocen su condición de pecador. En Cristo están todas las cosas y aún así no se aferró a ello, aprendamos de Jesús su mansedumbre y su humildad.

Predicador: Belkys Yrigay
Descargar PDF

About Administrador