Más ahora tus ojos te ven

Job 42:1-6

El Señor nos dice hoy que, aunque tengamos una vida bendecida, es posible que en algún
momento vivamos aflicción, por causa de alguna perdida, pero siempre que, confiemos en el
poder de su mano obrando en nuestras vidas, siempre que tengamos habitual comunión con
el Espíritu Santo y practiquemos el arrepentimiento, el pedir perdón, el perdonar y el darle la
gloria a Dios en todo lo que somos, en todo lo que tenemos y en todo lo que hacemos bien,
nuestro estado postrero será más bendecido que el primero.

Predicador: Addy Fernandez

Descargar PDF

 

About Administrador