No mire atrás

Génesis 19:15-26

La gracia de Dios siempre estuvo con Lot y su familia. Él y sus dos hijas obedecieron
y fueron salvos, pero su mujer finalmente miró hacia atrás y se convirtió en estatua de sal. Ella no
pereció en Sodoma, ella pereció estando en Zoar. Hoy también nosotros somos salvos y su gracia nos
acompañará hasta el fin de los tiempos. Pero sólo estando sujetos a esa gracia sin volver a nuestra
antigua vida, podremos alcanzar el propósito que el Señor tiene para nosotros.

Predicador: Addy Fernandez
Descargar PDF

About Administrador