¿Qué ha cambiado?

Isaías 6: 1-9

La gloria de Dios produce cambios. La visión de Dios fue inolvidable. El encuentro con Dios impactó para
siempre el carácter de Isaías. Reflejó al Dios que representaba.
Nosotros hemos tenido y tenemos el privilegio, el honor, de ver la gloria de Dios. Juan 1: 14 dice…«Y aquel Verbo
fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre),
lleno de gracia y de verdad.»
Colosenses 1: 15-20 «Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Porque en él
fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles;
sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y
para él. Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten; y él es la cabeza del cuerpo
que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la
preeminencia; por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud, y por medio de él
reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos,
haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.»
Cristo es nuestra gloria, en Él está nuestra esperanza. «el misterio que había estado oculto desde los siglos y
edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos, a quienes Dios quiso dar a conocer las
riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de
gloria, a quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda
sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre;» Colosenses 1: 26-28
«Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los
profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y
por quien asimismo hizo el universo; el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de
su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la
purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las
alturas, hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos.» Hebreos
1: 1-4.
Cristo es nuestra gloria, y nosotros podemos contemplarlo. ¿Que ha cambiado la visión de Cristo en tu vida?.

Predicador: Eduardo Sanz

Descargar PDF

About Administrador