Sal y Luz

Mateo 5:13,14

Como discípulos de Cristo, somos sal y luz en este mundo, llamados con un propósito, que representa una gran responsabilidad delante de Dios y del mundo. Por eso, cuidémonos, para que no dejemos de salar ni de alumbrar.

Descargar PDF

About Administrador