Señor, mira dentro de mí

Romanos 2: 1-5

Dejemos de ver la maldad de otros y permitamos que el Señor mire dentro de nuestro
corazón y saque todo aquello que nos está impidiendo compartir la gracia de Dios con el mundo. Para
ayudar a otros, primero debemos sanar nuestro corazón porque de la abundancia del corazón habla la
boca. (Mt.12:34-37)

Predicador: Belkis Yrigay

Descargar PDF

About Administrador