Sin muerte no hay resurrección

Colosenses 3: 1-11

Debemos morir al mundo y vivir para Dios, debemos de dar muerte al viejo hombre y vivir l a nueva vida que nos ha dado Dios, mirando las cosas celestiales, las cuales nos esperan para disfrutar de ellas por toda la Eternidad junto al Señor.

Predicador: Pedro Martinez

Descargar PDF

About Administrador