Tú no eres un fracasado

2 Reyes 5:1-14

Nuestra mayor meta es alcanzar el propósito que Dios tiene con nosotros. Gran parte de ese
propósito ya ha sido exitosamente alcanzado, pues Cristo venció en la cruz y nos adelantó el éxito que nosotros no podríamos haber logrado. Nos toca recorrer el camino que falta y para ello es necesario vivir un proceso durante el cual somos purificados de todo mal sentimiento. Un proceso que no incluye el reconocimiento del mundo. Porque el verdadero éxito no se mide por los títulos obtenidos, ni por las riquezas materiales que poseemos. El éxito de un cristiano está en agradar al Señor y un día alcanzar la corona incorruptible de la vida eterna.

Predicador: Addy Fernández
Descargar PDF

About Administrador