Una voz apacible y delicada

1 Reyes 19:1-16
Todos hemos sido llamados a trabajar en la obra de Dios. Y lo que Dios ha comenzado en cada uno de nosotros,
lo va a terminar. Es posible que en algún momento de nuestro caminar con Cristo, tengamos que pasar por
diversos procesos. A Elías le dijo que saliera de la cueva y que volviera por el mismo desierto, porque Elías tenía
que, ungir a Hazael por rey de Siria; ungir a Jehú por rey de Israel y ungir a Eliseo como su sucesor. Hoy el Señor
nos recuerda que Él está con nosotros y nos dice que no nos escondamos en una cueva porque las cuevas no
son para los hijos de Dios. Él nos dice que, refugiándonos en Él, la maldad no podrá alcanzarnos. Hoy Dios te
dice, con voz apacible y delicada, que Él aún no ha terminado contigo y desea que, de cada desierto, regreses
victorioso y más fortalecido espiritualmente porque aún tienes mucho por hacer para el servicio de su obra.

Predicador: Addy Fernandez

Descargar PDF

About Administrador