Verdaderos enemigos

Santiago 4:1-10

Cuando vivimos la misericordia de Dios, somos renovados para seguir
Los hijos de Dios somos importantes para el Señor, no solo porque nos ama, sino porque somos usados para expandir el evangelio por el mundo y rescatar almas para Cristo. Así mismo, somos de interés para Satanás porque el no quiere que esto suceda y, por ello, nos persigue intentando apartarnos del camino del Señor. El diablo sembró la maldad, pero nosotros permitimos su desarrollo en nuestro ser. No intentemos combatir a Satanás, dejemos que el Señor se encargue de él. Centremos nuestras fuerzas en el control de nuestros deseos carnales sustituyéndolos por la voluntad de Dios. De ese modo, no seremos partícipes de las tendencias de este mundo aun viviendo en él y podremos compartir el evangelio con las personas que en el habitan.

Predicador: Addy Fernández

Descargar PDF

About Administrador