Viendo al invisible

Hebreos 11: 23-29

La vida de Moisés tuvo mucho que soportar. Soportó el destierro del ambiente, las
comodidades del palacio y la corte más brillante que existía en ese entonces; soportó la
huida de Egipto y la ira del rey, soportó el exilio solitario en Madián, soportó la larga y
difícil caminata a través del desierto a la cabeza de un pueblo esclavo, que buscaba
consolidar como nación; soportó las provocaciones incontables de una generación
rebelde y perversa; soportó la muerte solitaria en Nebo, ¡y la tumba sin nombre que los
ángeles le cavaron allí! Y he aquí que se nos revela el secreto de su maravillosa fortaleza:
Se mantuvo firme como viendo al Invisible.

Predicador: Eduardo Sanz
Descargar PDF

About Administrador